foto-salud

Malnutrición

 

A menudo, se pasan por alto los problemas de nutrición de la tercera edad, lo que puede traer complicaciones muy serias tales como deshidratación, anemia, déficit de vitaminas (B12, C, tiamina...), déficit de folato, desequilibrio de potasio, anorexia, gastritis atrófica... 
El deterioro cognitivo puede ser causado por tantos factores no nutricionales que es fácil pasar por alto causas nutricionales potenciales, como deshidratación, desequilibrio del potasio, anemia ferropénica y déficit de muchas de las vitaminas hidrosolubles. 

En estos casos, si un especialista lo cree conveniente, se puede recurrir a suplementos de minerales y vitaminas, pero sobre todo; una dieta alta en proteínas y nutrientes es esencial para prevenir posibles problemas de nutrición que llegada la edad adulta podría conllevar problemas irreversibles. 

 

Anemia

 

Es necesario tener en cuenta 2 consideraciones previas en los ancianos, como son:

- El número de casos en los que la causa no se identifica, aumenta con la edad, llegándose a decir que hasta un tercio en los mayores de 75 años no se conoce.

- En segundo lugar, la anemia en el anciano es con frecuencia multifactorial.

Aún con esto, el origen de una anemia puede ser determinado en el 80-85% de los casos. Salvo una pequeña parte de los casos, las anemias en el anciano no son hereditarias.

En el anciano, las causas más frecuentes son: las anemias por déficit de hierro, las anemias asociadas a procesos crónicos y las anemias megaloblásticas por déficit de vitamina B12 y ácido fólico.

(información extraída de tercera-edad.org y Saludalia. Más información)

 

Fichas sobre salud

Alzheimer Demencia senil Infarto cerebral
Arritmias Depresión Insuficiencia cardíaca
Arterioesclerosis Deshidratación Insuficiencia renal
Artritis Desnutrición Neumonía
Artrosis Diabetes Osteoporosis
Bronquitis y enfisema Esclerosis múltiple Párkinson
Caídas Fractura de cadera Prostatismo
Cáncer Hipertensión Sordera
Cataratas Infarto Tiroides